lunes, 17 de agosto de 2009

Dulcísimo y atroz



Q
ue me parta un rayo si hay un cuerdo en la ciudad, un sensato, uno solo y con suerte más, que la vida ya no puede con tantos “normales” que se encuentran diferencias hasta en los oídos para fingir que se conocen desde sombra a contraluz.

¿Y nos dicen locos porque vamos jugando a caminar con un pie completando nuestros pasos con el pie del otro? ¡Qué raros son! Ellos, los de siempre, los que nada saben de ser otros: de convertirse, fundirse y reciclarse; ser otros como tú y yo amor, que de tan idénticos licuábamos pedazos de los dos haciendo líquidos los sueños nuestros. Nosotros, los amantes, los que no salían a balbucear intimidades embarradas en los dedos-regordetos-y en los labios con un beso.

Que por el ansia de llenarnos de amor tuvimos sexo tantas veces que perdimos ya la cuenta y se nos desparramaba la ambición de perpetuar en el acto los cuerpos que algún día habrán de decaer, sí, de caer algún día se romperán los huesos, mientras tanto te quiero, te quiero TODO porque tanto es mucho y mucho es poco.

Que me falta tiempo para ti, hablo de tiempo /mucho tiempo/ incluso más de lo que marca el calendario, pues entre lunes y domingo, primavera e invierno, diciembre y enero lo único que sobra es voluntad para necesiTARTE.



®Adrián Mariscal-2009

4 comentarios:

Arezbra dijo...

Sin duda el hallazgo es mío. Me honra el que te guste mi blog y te invito a que pases cuando quieras a mirar con ojos de poeta.
Sin duda seguiremos intercambiando impresiones locas entre tanto cuerdo aburrido.
Un saludo y repito mis gracias

Capri c'est fini dijo...

¿Estamos o no estamos locos? ¿Quién es el loco y quién el cuerdo? ¿Y quién lo decide? Nunca lo sabré...

Adriàn Mariscal dijo...

jajaja, me agrada leer este tipo de comentarios, capacez de provocar sonrisas, espontàneas desde luego =)

Un gran abrazo Arezbra y Capri, seguirè viajando hacia sus mundos cada que me sea posible.

Emotional Junkie dijo...

Hey, muchas gracias por la visita!
Yo sigo tu blog, mayormente de forma anónima.
Pero qué suave que te guste lo que hago.
A mi parecer, escribes cosas mucho mejores (de las que yo he venido haciendo).
Y es también un agasajo pa' la pupila y el corazón leer lo que publicas.
Saludos!