martes, 26 de enero de 2010

La Marea


/La marea es un buen pretexto para evocar un final sin salir de los comienzos, entregarme al viento, entre ondas y sudor, sumergido bajo fondos y más fondos donde el pez devora lo que el mundo esconde: cuerpos frágiles, verdades y nostalgias /

Nunca se me dio el talento de morir por una causa, demasiada parsimonia, morir con pretensión, nunca tuve alguna gracia, ni virtudes, ni defectos, ni-fama-ni-gloria-ni-guerra-y-la menor preocupación. Supuse que cerrar los ojos sería suficiente para morir a ciegas sin dejar un rastro, mantenerme en calma, a orillas de la playa, esperando la marea...


®Adrián Mariscal

6 comentarios:

Adriàn Mariscal dijo...

Con esta entrada vuelvo a hacer acto de presencia en este blog.

Sé que lo abandoné sin más, de repente estuve envuelto entre un mare magnum de ocupaciones: conducir un programa de radio, ser editor de una revista, colaborar para un periódico, llevar además 9 materias en mi currícula académica. De alguna manera había podido mantener un equilibrio, pero al final del año lo perdí, y con ello perdí también control de mis tiempos.

Ofrezco una disculpa a mis lectores, y procuraré en la medida de lo posible actualizar este blog, y recuperar el contacto que tenía con ustedes.

Después de haber sobrevivido a La Marea, todo es posible.

Un abrazo!

Suel dijo...

Bienvenido!!!
Tú tranquilo, que todos hemos pasado por un momento de esos de agobios en los que el blog se quedaba abandonado. Pero lo bueno es que vuelves y te encuentras que la gente sígue ahí.
Me ha encantado esa imagen de la marea y su va-y-ven. Pero tú no te vayas, y sobre todo nada de cerrar los ojos y esperar desaparecer sin más ¿eh?

Ven Roja, aquí los Juegos dijo...

Cuando se es revolcado, entre ansiedad y golpes de pensamientos lo que se quiere es salir ya. Luego de haber podido desafiar a la marea, con arena en la cara y una sonrisa, los pasos que dejan atrás a las olas explican el triunfo y el "ya la armé". Me alegra pues, que -ya la armaste- y encontrarte por acá! :)

Adriàn Mariscal dijo...

Suel!!!, qué enorme gusto tener un comentario tuyo tan pronto. Me alegra saber que pese a tanto tiempo de ausencia aún quedan personas que me esperan.

Y sí, ya estoy mucho mejor, vuelvo a ser dueño de mi propio tiempo, aunque tampoco pretendo renunciar a mis ocupaciones, ya encontraré la manera de seguir por aquí desahogando emociones.

Adriàn Mariscal dijo...

Roja, como bien lo señalas, "ya la armé", pero una vez que olisqueas el triunfo, lo que le sigue es volver a tomar riesgos, darle otra vuelta a la ruleta.

Qué sorpresa tener un comentario tuyo por estos lares. Me agrada ser tu vecino en la Blogósfera.

Un gran abrazo!

Esto es: dijo...

Te extrañaba y ya...

Lucía