viernes, 12 de septiembre de 2008

Soñè que era un homùnculo

Imagen por Petrocinella


Soñé que era un homúnculo violento y desfigurado
Y que en cada intento de atacar atentaba contra ti
Soñé que era una mancha, una de sed y otra màs grande de espejismo
Que yo era todo lo que he perdido
Y que no quedaba nada de lo que he ganado (entre tanto, por supuesto tú)

Soñé algo tan realista como un oso polar enjaulado en mi azotea
O tan común como una falda enorme amarrada a mi cintura
Y un matrimonio ilógico con el otro ajeno a ti/
Vil locura que nos desune/
Ruin demencia que nos mata

Soñé que no hace tantas vidas que podía engañarte sin remordimientos
Y que podía creerme el libro que nos traza
Soñé que no era nadie y sólo así podía ser el autor que me creaba
Y después solía inventarte para no sentirme solo







®Adrián Mariscal-2008

7 comentarios:

Adriàn Mariscal dijo...

A esto es a lo que le llamo un remix de mis sueños màs extraños. Si bien es cierto que los sueños no son un reflejo de la "realidad", al menos no en su totalidad, tambièn es cierto que sì son un reflejo del subconsciente. Eso me preocupa...que tendrà que ver conmigo ese oso polar enjaulado en mi azotea, esa falda enorme amarrada a mi cintura, ese matrimonio irreal...me pongo a meditarlo y no encuentro una conclusiòn clara.

dvd dijo...

Poesía... o algo mejor ¿Quién quiere explicaciones de todo?

Stultifer dijo...

Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DELDÍA correspondiente al día de 2008 en No sin micámara por los contenidos y matices. Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales.
Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a tí.
Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.
Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro.

Dámaso Bahamondes dijo...

"Y después solía inventarte para no sentirme solo"

me ha gustado tui blog y especialmente esta ultima entrada

felicitaciones, besos.-

Lúcida dijo...

La conclusión es una bonita poesía.

Besos

Capri c'est fini dijo...

Los sueños nunca son extraños, son sueños. Todos bonitos en un mundo que prohibe los sueños... como tu poema, estupendo. Saludos.

Suel dijo...

Eso es lo bueno de los sueños, puedes darles tantas interpretaciones como quieras y quedarte con la que más te apetezca. También puedes juntarlos en un papel y hacer un pedazo de post como este.